martes, 11 de marzo de 2014

El Amor.




¿no habrá nunca nadie que desee beber nuestras lágrimas? (…)
yo beberé tus lágrimas.
 La obsesión de vivir.
José Sbarra



¿en qué momento dejamos de creer que el amor es posible? ¿cuándo se nos esfumó la ilusión de que podíamos todo, a pesar de todo?
¿Cuándo nos asustamos tanto, que decidimos que la huida es el mejor camino?
¿qué día comenzamos a mentirnos y a simular que la búsqueda es interminable, solo porque no somos capaces de confesarnos que a nuestras búsquedas, las transformamos en infructuosas  simplemente por cobardía?


¿algún día seremos capaces de poner nombre a nuestras ausencias, de dibujar el cuerpo del vacío, de llorar hasta desintegrarnos, y sencillamente: desintegrarnos?


¿qué camino será ante el que no pongamos el propio freno?
¿en qué lugar del mundo nos atreveremos a decir basta: te encontré, no quiero moverme de tu lado? ¿dónde está la piel que nos reconozca, el cuerpo que al tocarlo sea nuestro descanso, la risa que nos haga sentir en casa?

¿cuál va ser el beso que nos devuelva la respiración? ¿dónde está la mano que al tomarla nos salve de ésta jungla, y de la nuestra, y de nuestras propias bestias?

¿cuándo vamos a ser capaces de decir que nos amamos, sin miedo? ¿cuándo pronunciaremos el amor sin espera? ¿cuándo seremos lo suficientemente valientes para decir “te amo” sin que la respuesta signifique más que nuestra entrega?



¿existe quien nos permita darlo todo? ¿quién se abra desde lo más puro de su carne? ¿quién no sienta que dar es pérdida? ¿aquel que nos devore los labios y las palabras y que a pesar de eso, nos deje íntegramente nosotros?


“¿no habrá nunca nadie que desee beber nuestras lágrimas?

yo beberé tus lágrimas.”





14 comentarios:

Miriam Tessore dijo...

ayer hablábamos con un amigo justo de esta desesperanza que nos azotó a los 40 y pico. Él aún persiste yo siento que abandoné el barco hace un tiempo.

Hermosamente escrito Lila

Javier F. Noya dijo...

Es que cada día guarda esas pequeñas eternidades. Los absolutos se desvanecen, cada amanecer anuncia la mirada del encuentro o la del desencuentro. En ese albur hay que despertar y ver, y vaya a saber uno si hoy será como mañana y si mañana será un abismo de media cama fría o de buenos días amor y hasta quién sabe que será así. Mientras, es cierto, suele caber la abulia o la desesperación, según el caso. Besos.

miss desastres dijo...

ay mi niña....
ya me rompiste del todo

del todo del todo del todo

.......la risa que nos haga sentir en casa

y que dar no sea pérdida.

Noelia dijo...

Demasiadas preguntas. Infinitos sentimientos. Miles de deseos. Muchos miedos. Demasiada incertidumbre. Un sólo poema. Lila genia. ♡

Darío dijo...

El amor sin espera es la respuesta. Y yo no puedo verlo de otra forma. Besoto.

Sandra Garrido dijo...

Desde el epígrafe me bebo cada uno de tus versos, ¿quién tendrá las manos tan amplias para abarcar tanto amor y tantas caídas?¿quién y dónde curará el dolor?
Después de todas las preguntas, esa es la única respuesta quie lo abarca
Me beberé tus lágrimas. Síiiii

Besazo

Amanecer Nocturno dijo...

Ay, Lila, qué complementación más hermosa entre Sbarra y tú. Ese beber las lágrimas sin que nos transforme, ese seguir siendo nosotros pero descansando al lado de alguien que nos haga infinitos, interminables.

¡¡Brava!!

Besos.

Maria Pons dijo...

Amar y acurrucar la soledad el uno en el otro, siempre que las personas con mentes invisibles avanzadas no se encaprichen de tu immensa belleza de tu corazón y te roben, te rapten.

Jou McQueen dijo...

¿El amor existe? Y si existe, ¿Cómo es efímero? Cabe esperar que la estimación dure más y consigamos, a base de golpear con hachazos a la rutina, confundirla con el amor, ese amor que un día nos devoro por dentro igual que una implosión.

Una canción… besos.

http://www.youtube.com/watch?v=wib-J_UYeHQ

Jorge J. Molina dijo...

A cada pregunta yo beberé tus versos. Gracias Lila por este poema, me alegraste el día, un abrazo grande

Anónimo dijo...

Qué decepción que un blog tan bueno censure los comentarios. Lo bueno de los blogs precisamente es la diversidad de interpretaciones, tantas como lectores. Saludos.

Lila Biscia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Shang Yue dijo...

hay momentos, leyendo tus delirios, que ansío la libertad de echar a volar, de perder por fin mi razón matemática

Mujer Ciervo dijo...

" quien no sienta que dar es pérdida "

( desde hoy será mi mantra )