martes, 18 de marzo de 2014

silencio.

Gao Xingjian



la palabra alimenta el peso de la herida.



ya no hay candor capaz de abastecer tanta derrota.



hago bosque de mis entrañas




el silencio hará de mí,
vestigios incorruptibles de la nada.




L.


9 comentarios:

Elcaligrafista dijo...

El silencio hace un bosque en el habitat de una alma, que nunca esta sola

mi beso.

Carmela dijo...

A veces el silencio es necesario.
Un beso.

Darío dijo...

Algunas palabras, yo diría, hurgan como cuchillo oxidado, ahí en la herida...

Amanecer Nocturno dijo...

Lila, nos devoran las derrotas. Y las heridas.
Tremenda.

TORO SALVAJE dijo...

No es mal sitio el del silencio.
Los imbéciles no lo conocen.

Besos.

patapalo dijo...

El eco del grito de nadie, allí donde sopla el desierto para quemarnos las entrañas...

Besos Lila.

Mary Costa dijo...

El silencio nos invita a reencontrarnos
con nosotros mismos.
Amo el silencio es parte de mi vida.

Besos desde mi Cielo..

carmeloti dijo...

El silencio a veces nos destruye, es tan ruidoso que parecen cuchillos que se clavan en nuestro pensamiento, palabras que nos hieren buscan nuestra herida en ese silencio...

Aunque en otras ocasiones es consolador y te abraza cuando la soledad te oprime.

Sergio DS dijo...

Qué gran tesoro es el silencio cuando lo encuentras intencionadamente...