sábado, 11 de junio de 2016

lejos.

.
.
.
.
la distancia no atropella la cercanía


salvo las manos,
cuando piensan.

.
.
.
.
0
.
.

2 comentarios:

crista smith dijo...

este poema es una maravilla. lo siento como propio Lila. ¿viste cuando las palabras del poeta reflejan lo profundo de tu alma? así mismo.
me llegó y mucho.

gracias por escribirlo !

Un beso o 2 !!

mailconraul dijo...

Salvo las manos cuando piensan en otras manos...